Marco Massoni-Oyarzún (Chile)

 

Poemas

 

 

(Del libro “Relaciones Peligrosas”. Ed. Nuevoarte. Osorno. 1993)

I

 

He amado una golondrina,

se coló en mi cama

como un  murmullo.

Destapó mis deseos más impajaritables.

Con la fragilidad que merecen las lágrimas

su sonrisa envolvía mis sentidos, cuan hipnotizador...

Nos conocimos poco a poco.

Entre cantos y silbidos,

se creó nuestro lenguaje imperecedero.

 

Nos ocultamos,

 

ella bajó sus alas

yo bajo mi boca.

 

De pronto (porque el tiempo es una abreviatura,

un instante) nos amamos en silencio, a la distancia.

Secretamente dibujamos un verso amorfo,

pero lleno d sentimientos.

Era transparente, luminosa,

hasta que abrió sus alas y

se fugó por la ventana

 

 

LA PRINCESA ESTÁ TRISTE... ¿QUÉ TENDRÁ LA PRINCESA?

 

Cuando una princesa está triste

es menester d todo buen caballero

hacerla reír,

ojalá con una gota d lluvia  bajo los ojos

o con un barco d porcelana

que viaja al lado de Dios.

Contarle que la luna es cuadrada

y quel ala d los pájaros es:

infiel como el ala de los pájaros

infieles (Teillier)

Transportar ilusiones

en un colectivo y decir que los árboles

d la infancia son pasado.

Porque su castillo es d soledades

y sus ojos

las únicas luces

quel cielo tiene

para iluminarse...

 


XXXVI

 

Una muchacha amada en silencio

en los rincones d una mesa vacía

 

una historia infinitamente

repetida a través d los siglos...

 

El pasado vuelve cada cierto tiempo

dejando las mismas huellas

sobre los mismos nombres

como

la ceniza vuelve

cada cierto tiempo al cenicero

dejando la misma sombra

sobrel mismo humo...

 

(Del libro “La tierra es América”. Ed. Nuevoarte. Osorno. 1995)
 
XLIII

“Aquí está dios arrodíllense.

Ante la cruz de hierro, ante la espada, a ellos deberán obediencia.

Aquí tienen un retrato del Rey de España, bajarán la cabeza cuando la vean

y pagarán con trabajo la gracia que su Majestad tiene con ustedes.”

Entonces bajamos la cabeza,

rezamos día i noche las plegarias

que venían en un idioma extraño,

 

nos pusieron vestimentas que nos estorbaban.

Llevaronsé a nuestras mujeres,

las usaron, más tarde las dejaban,

i nacieron bastardos que luego, más adelante,

llamaríanse chilenos.

 

 

(Del Libro “El espejo Roto”. Ed. Nuevoarte. Osorno. 1996)
 
La verdadera verdad

es que somos

en lo más interno

una luz

un pedazo d Dios

que a veces por no tenerlo claro

se empaña,

pero al final d la escalera,

llegas al punto en quéste te hace parte dél.

 

Sin cielo ni infierno, sin religión que divide,

él te mira y te abraza.


La verdad es una tierra sin caminos

y nadie puede llegar a ella,

por ninguna ciencia, ninguna religión, ninguna filosofía.

Porque ella siendo ilimitada, incondicionada,

no puede ser organizada.

 

(Del Libro: “Poemas para A(r)mar” , Ed. Nuevoarte. 1997)

DODECAEDRO TEMPÓREO

 Sextravían días en la memoria 

no es tarde para ver el alba

sucede que ayer es hoy y mañana también,

aflorando en tu interior

revuélcanse  las hojas d lo sárboles

para escucharte,

como escuchas al viento, al rocío,

las aves,

hormigas preparan el invierno,

ausencias d todo lo ajeno,

cruzar el puente

lo único nuestro la soledad

que sube al aeroplano d las almas sin permiso,

que no te atreves a cruzar,

nos lleva d la mano hacia nosotros

sacar la locura que los años

para comprender quéste viaje

adormecieron en un diario antiguo,

es sólo una escuela,

un espejismo d lo cierto.

ahora más añejo te sientes niño

Nos hacemos humo en la leña d los cuerpos,

los gatos juegan en tu mano

niebla en la mar d la tristeza,

miras al espejo y desaparecen

las arrugas

agua en la nube d los alientos

las canas, los años,

el tren cautivo queda entre las pestañas

descubres que la vida es un simple hojear d libros

y una pierna nos aleja un instante

que un día es un poema,

desta huida,

pero los ojos con su brillo desaparecen

y que tu rostro no es tu rostro

detrás d una puerta,

sino una palabra.

entonces el vaso d agua te conversa.

 

 

 


 

XI

 

 

Amor, amor,

palabra cantada por los poetas

muertos y vivos, indescifrable enigma

que sesconde y llega una tarde o una mañana

para dilucidar la esencia.

Estado espiritual d todas las cosas,

visible en los amantes,

invisiblen

la respiración d una flor

e nel caminar d un gato

e nel cantar d un grillo

en la caída fugaz del sol sobre los techos

e nel plato cocinado

e nel vino

en la escoba que sacudel polvo

en cada gesto

en cada movimiento terrestre

en  cada órbita galáctica

 

 

 

 

(Del libro:”Versos desnudos”. Ed. Nuevoarte. Osorno. 1999)

A MODO D PRÓLOGO.

 

Canto a la magia del ser,

al cuerpo extendido,

 raíz d toda ciencia,

toda religión.

 

Sí, es cierto que algunos lo marginan,

lo esconden como pecado,

¿Qué pecado hay en amar?

Que secreto más hermoso el del cuerpo,

tu vulva húmeda, recibiendo mi falo.

 

Tu boca extrañamente mojada, como seca,

delirante, en el abrazo que todo lo abarca,

mientras tendidos en las sábanas,

comprendemos lo que realmente somos.

Como no alzar la voz  y cantar 

a la maravillosa esfera del sexo,

 razón d toda existencia,

el que yo este aquí,

y tú lector, allá.

 

Única verdad que comprendemos sin razón alguna, 

que todos sabemos hacer sinir a la escuela 

y en que todos, democráticamente todos, 

coincidimos ques una d las maravillas d la vida.

 

Para eso hemos nacido, no para acabar al mar,

que sel morir, 

sino para ir al mar ques el vivir. 

energía vital que nos hace respirar.

 

Porque para eso nos vestimos, para desvestirnos,

nos perfumamos para sudar,

te cortas el pelo, te afeitas,

(si eres ella) te pintas, te adornas,

con el único fin que hay en tu ojo,

el encuentro

y la necesidad del encuentro,

con esa mujer o ese hombre,

según sea el caso

 

 

 

(Del libro:”Trilogía Vital”. Ed. Nuevoarte. Osorno. 2001)

Proyección.

 

    

Si lanzas una piedra sobrel río,

formas ondas,

expandes  concéntricamente la fuerza,

así proyecta sel amor

cuando lo lanzas sobre los demás

transformando el agua

del río humano.

 

 

 

(Del libro:”Monólogo del poeta”. Ed. Nuevoarte. Osorno. 2002)

 

 

 

V.- EL POETA

obrero con overol

levanta ladrillo a ladrillo

mundos imaginarios/ reales/ mago/ malabarista 

 

Construye ciudades,

planos astronómicos

planetas 

Viaja porel tiempo-espacio

Abre otras dimensiones

                                           Aniquila la muerte

Él busca

                       Encuentra

 Ha llegado al átomo del alma

 

Al ser

 Pero por sobre todo

 

Ama la vida

 La poesía misma d ahí nace

Transmisión genética d la identidad

 

H    U    M     A    N   A

  Porello también sufre

            Llora

Sangra

            Piensa

Enuncia / Denuncia 

Huella del tiempo / eternidad d las cosas

Entrega todo

Bueno /malo

Feo/ bello

Claroscuro
 

El poeta y sus muchos apellidos

Lárico,

Surrealista,

romántico,

modernista,

post,

beat,

etc.

Con chaleco d lana

y cuaderno d Kindergarten        

Cesante,

padre-madre,

hijo-hija,

amigo-amiga,

amante

            En sí, son uno y el mismo

Guardián d la memoria

  

Crónopio subconsciente del existir

Juglar debatiendo abismos

Resolviendo el verbo

Revolviéndolo

Respirando

 

personaje invisible habitante d la tinta

voz tempórea

del sueño o la simple piedra trascendente

que rompe la ventana cotidiana

ese agujero transformación

momentánea del cosmos

reconstruyéndosén la cornea

 

 

El mundo del poeta

estaquí

en la tierra

donde extrae las verduras

caleidoscopio d las circunstancias

encuentra en los libros

la reminiscencia

y en las palabras afilados diamantes

el oxígeno  

 

 


(Fragmento)

Constructivismo Poético: estética-epistemológica

(Sepelio del Postmodernismo)

 

«Y Dios el Señor formó de la tierra todos los animales y todas las aves,

y se los llevó al hombre para que le pusiera nombre.» Génesis 2:19.

 

El concepto Constructivismo nace por primera vez en la U.R.S.S., en la década del veinte, cuyos artistas atribuyen especial significado a que se pongan de manifiesto los aspectos constructivos de la forma y de los recursos materiales para crearla, alcanzó su mayor difusión en la arquitectura. En la literatura emergió como una vanguardia que, a la postre, sería el realismo ruso. Pero, será a mediados del siglo XX y comienzos del XXI, donde el concepto adquiere una nueva connotación, abriéndose de llenó a la epistemología otorgada por las ciencias cognitivas, y que tendrá su piedra angular en el «lenguaje». Así el Constructivismo actual, abarca desde las ciencias duras, coma la física donde ha producido la Teoría del Caos, la cibernética, la informática y la filosofía. En fin, el concepto Constructivismo reúne a todas las ciencias, la cultura y el arte, podría atreverme a decir que, es el nuevo «Renacimiento» de la humanidad y que bajo su sombra, alberga a las ciencias del espíritu y las ciencias de la naturaleza.

 

Mi tesis se basa en que el origen del lenguaje es la poesía, más aún, en el espíritu mismo de ésta, la «metáfora» por consiguiente, el  «Constructivismo Poético» si bien, nace posterior a los diferentes constructivismos, será éste último el origen de los anteriores.

 

La Metáfora: La Poesía (Creación) del Lenguaje, el origen del habla.

 

            Los lingüistas en su afán de construir una ciencia del lenguaje, nos lo han entregado como un «factum» que nos está impuesto, olvidándose de pensar en el origen de éste y que como poeta, ha sido mi campo de reflexión, encontrando la respuesta en la misma poesía, en su espíritu, en la metáfora. Este tropo que viene de griego metvfora y significa traslación; de meta, que significa más allá y yerw, que significa llevar, es a mi entender la raíz del lenguaje, toda vez que al nombrar, se está en la metáfora, es decir, se está trasladando un elemento real a uno imaginario, el primer gesto del lenguaje es poético, cuando se nombra, se traspasa el «ente» tangible, real, físico, a un elemento imaginario, la «palabra». Por consiguiente definiré el lenguaje como: la traslación de elementos a un sistema común que sirve para interactuar a través de él.   

 

Ahora que nos hemos acercado a la génesis del lenguaje, entraremos en la clasificación de la metáfora. Distinguiremos dos  niveles de metáfora, simple y compleja, el primero para hacer referencia a la naturaleza misma del lenguaje, por ejemplo: «árbol», metáfora simple, pues ella tiene un referente físico, tangible, real, al cual se está metáforeando, a través de una estructura fonética y grafemática. La dicotomía entre significante y significado, materia de  estudio de la lingüística, no es más que el estudio de la mutación metafórica del lenguaje. En el segundo caso, que hemos definido como metáfora compleja, nos servirá para referenciar las estructuras complejas de la metáfora, donde entra la poesía, la ciencia, la filosofía y el arte. En la poesía, por ejemplo: cae la pestaña del cigarro, en este verso se ha cambiado ceniza por pestaña, para producir un efecto estético, un cambio en el sentido ordinario, al decir, cae la ceniza del cigarro, sólo estamos ante una cadena de metáforas simples gestadas en la oración, pero el sólo hecho de trasladar ceniza por pestaña, vuelve compleja la decodificación del mensaje, la oración se convierte en verso, tiene un fin estético, y se requiere de mayor competencia semántica para decodificar y estamos así, en la metáfora compleja. Entonces, la metáfora compleja es «la metáfora dentro del lenguaje», y dentro de ésta, se sustentan todos los relatos.

 

La construcción de la desconstrucción: Constructivismo Poético.

 

La dialogía instaurada por Derrida con Heidegger, llevará al primero a fundar el pensamiento desconstructivista cuya piedra angular será su «retrait», traducida originalmente como «retirada», aunque pienso que sería mejor emplear el concepto «repliegue» o «recogerse», de la metáfora. Si bien Derrida otorga al tropo el valor que merece, al punto de establecer que la metáfora pasa por alto cualquier cosa, intenta replegarla para fundar su escuela, y será en este repliegue de la metáfora, donde está la crítica o el vacío de su pensamiento. Al «retrait» la metáfora, lo que está verdaderamente replegando es: la «metáfora compleja», y lo que Derrida no ve, es que sigue quedando la «metáfora simple», la poesía del lenguaje, que queda ahí, «casinvisible», en el  «borde» (uso el termino en el sentido arquitectónico),  «borde» que deja la huella de la ola sobre la arena, donde la ola es la metáfora compleja y la arena la metáfora simple, entonces la metáfora compleja se re-pliega al golpear sobre la arena y deja la huella húmeda, que es la poesía, el «Constructivismo Poético». Estéticamente queda demostrado en la poesía Constructivista, toda vez que al desconstruir «mi lengua materna escrita», por medio de la sinéresis, no pierde el «sentido», la «semánticidad», sino que al contrario se transforma en un nuevo relato, una nueva metáfora. El poema que antecede esta metáforicidad, lleva implícita a su vez otra metáfora en la forma, la dualidad textual metáforacea la Teoría del Caos, donde dos tiempos (textos) están enlazados, y la forma se vuelve sentido, y la desconstrucción inevitablemente, construcción.